Salir a Rumbear: Explosión de Neurotransmisores en un Tren de Vapor

Inicio / Baile / Salir a Rumbear: Explosión de Neurotransmisores en un Tren de Vapor

En nuestro post más saludable nombrábamos las 10 ventajas de bailar, pero ahora profundicemos sobre el poder que tiene una actividad tan benéfica como emotiva.

En Colombia se da un fenómeno muy singular alrededor de la música y el baile, la consecuencia de una actividad que reúne lo rítmico, lo cultural, lo sensacional, lo físico, químico, biológico y esencial… el acercamiento humano, el batir de alas del alma.

salir a rumbear neurotransmisores

Los que recuerdan nuestro post “la salida a rumbear nunca es inocente”, en el ya nos referíamos a eso, porque ir a bailar es trascendental, nunca efímero. Ahora hagamos un viaje por los sentidos, empecemos desde la sensación que genera la salsa en el pueblo que la practica a diario y la sensación que toca a los extranjeros que se ven inevitablemente influenciados por los diversos factores una vez pisan esta tierra caliente.

SALIR A RUMBEAR: UNA EXPLOSIÓN DE NEUROTRANSMISORES IMPULSAN UN TREN DE VAPOR

DESCRIPCIÓN FISICO QUÍMICA DEL FENÓMENO SALSA

Los que estamos inmersos en el NEUROMARKETING sabemos de los efectos biológicos de nuestros pensamientos sobre nuestro cuerpo y viceversa. Sabemos cómo pueden intervenir los neurotransmisores modificando nuestras actividades cotidianas. Ponerse a bailar es activar la adrenalina y la dopamina, entrar en desgaste de cortisol, es transformar nuestra energía represada.

ENDORFINAS Y SEROTONINA A TODO VAPOR

Las endorfinas y la serotonina generando amor en medio del ritmo

En el baile se juntan varios elementos/factores, la alegría, la amistad, el abrazo, el ejercicio del baile, productores de endorfinas, para detonar un momento tan especial. Quizá por eso a Colombia en parte se le considera un país tan feliz, sabemos encontrar este momento y lo repetimos y lo aumentamos… no dejamos de salir a rumbear.

Tengo 46 años, pero recuerdo cuando era adolescente y no sabiendo bailar me parecía tan excitante salir de rumba, siempre habían “acercamientos interesantes” y novias, lo que surgía tras el calor del baile era definitivamente placentero. Antes de aprender a bailar, me paraba en las puertas de las fiestas contemplando a los otros bailar. Si tenías ritmo y cadencia (swing) estabas en acción. El Dj cambiaba de repente las notas de un movido Boogaloo de Richie Ray – Bobby Cruz a las suaves notas de “Gitana” (Willie Colon), y la pista ardía en una singular masa de parejitas adheridas entre si, en modo “cobao” (bailar muy juntos).

Como describíamos en un post anterior al ”caleño cuando sale a rumbear”, salir de rumba no es algo tan simple como trasladarse a una discoteca para practicar bailoterapia, no, desde la propuesta inicial que promueve la amistad, invita a que “cualquier cosa puede pasar”.

Ir a bailar a una discoteca incluye arreglarse, maquillarse, ponerse la mejor prenda, lucir un vehículo, contonearse, establecer conversaciones, mostrar su estilo de baile… hasta el toque! “¿Bailas? le dice mientras con una sonrisa estira la mano. Aquí en Cali se practica todos los días, es la instancia del placer de bailar que puede llevar a cualquier parte.

El toque es clave en el afianzamiento de las relaciones humanas y en el baile (como mínimo en la salsa) se da por sentado; si bailando la pareja “endurece el codo”, puede estar segura que a la próxima pieza de baile no será convocada. Ella y él salen a la concurrida pista y sin ponerse de acuerdo sus pies “agarran el paso”, así es, y sin necesidad de hablar el mismo idioma, sin necesidad de hablar ningún idioma.

Vemos seres que “munbailan”, hemos descubierto el verbo exacto que lo describe: Munbailar, es coger el paso sin cruzar una sola palabra, usar un lenguaje universal y empezar a fluir. Todo lo demás es concupiscente y se adhiere al placer encontrado, la conglomeración de gente que obliga a acercarse más los cuerpos por la falta de espacio, el ambiente de la discoteca, el calor de la ciudad.

Así se define el éxito de lugares como Tintindeo y la Topa Tolondra, donde la disculpa es ir a compartir la práctica del idioma y del baile, pero todo se convierte en otra cosa, porque salir a rumbear nunca es inocente, bailar es física y química, el contacto corporal, rítmico y sin fronteras. La salsa no es como un vals, la salsa es ritmo, ¿y qué significa ritmo?, acople, ajuste, la confluencia del golpecito rítmico, como en la bachata y el merengue.

Para seguir el paso los dos seres deben sincronizar, mira entonces como todo se obliga, no nos conocemos pero nos conectamos en el ritmo de la salsa, del cha cha cha, del merengue, de la champeta, de la bachata, del son….

Baile pegado

DESCRIPCIÓN SOCIO RÍTMICA DE LA SALSA EN 5 PASOS

1- La chica está sentada, quiere bailar pero no lo debe decir, así funciona en toda nuestra cultura latinoamericana. El hombre se acerca, así funciona en la cultura colombiana, no importa si ella no sonríe o esta distraída, estira su mano y le dice amablemente que si bailan, pero ella no escucha, la música siempre está muy alta. En otras ocasiones, él desde una distancia (como al otro lado de la discoteca) le hace un gesto y ambos se encuentran en la mitad de la pista.

2- No hablan, no se presentan, no es necesario para el que llega de “Cafarnaun”, si cogen el ritmo ya se pueden considerar conectados, es un idioma que se aprende en 3 pasos.

3- Sabemos que la salsa se baila en cuatro tiempos musicales, que en los tres primeros tiempos hacemos tres pasos y en el cuarto una pausa… así de simple comienza todo.

4- El más insolente y el más tímido se encuentran en el paso 4 y vuelta a empezar, porque los cuerpos centrifugan y las pelvis van a dar al mismo punto. Si la siguiente secuencia permite avanzar, entonces podemos decir que tanto el contexto como la física y la química han hecho su labor.

5- Ahora una pareja se haya paseando de una a otra baldosa, se esconden detrás de las otras parejas, entre vuelta y vuelta parecen volar, se tocan porque es inevitable.

Luego vienen los juicios del público: ¿se están tocando mucho? ¿se conocían? ¿se desean? ¿solo cumplen con una rutina bailable? ¿la pista está muy estrecha? …pero antes que puedan discutir lo que está sucediendo, han pasado los 3 minutos de la canción y cada uno para su sitio, a abanicarse con la mano, el sudor tiene la ropa adherida al cuerpo, la discoteca es un solo antro antillano en donde suenan uno y otro tema memorables, el Dj es un Dios invisible que los controla a todos.

Un sorbo a la cerveza o a la limonada y entra la siguiente canción. Aquí hace mucho calor pero no importa, estamos a la sazón de Cali y todo el paisaje es perfecto.

Escrito por Ales Gutiérres

Compartir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *